Athanai volvió a casa

 
 

Las emblemáticas canciones de sus discos Séptimo Cielo, A Castro le gusta el rock y Creando milicia se escucharon y corearon en la sala Che Guevara; cerrada por capacidad y con una gran cantidad de insistentes fanátic@s afuera, quienes no querían quedarse con las ganas de disfrutar otra vez de la música de Athanai. Él hizo de las suyas cuánto quiso y cómo quiso. Invitó a cantar a su novia y “máster del universo”, Gaby Sant, y compartió, además, con figuras como Lynn y Haydée Milanés, M Alfonso y, su hermano de profesión y alma, Roberto Perdomo, líder de la agrupación de rock, Tesis de Menta.

Fue una noche para archivar en el corazón, una velada en la cual el recinto por excelencia para la trova, trocó sus ritmos por el rock intenso, dando vida al espíritu en pausa de este género en el archipiélago cubano.

Ahora Athanai graba su próximo disco, en el que pretende ser tan autobiográfico como en los anteriores. Por esa razón lo ha titulado Regresar, y ya adelanta composiciones que lo integran. Tanto los temas de la vuelta a casa como los de fonogramas anteriores, muestran la espiritualidad de un artista que se deja seducir igualmente por dolores y felicidades, pero que sabe hacer arte de cualquiera de las sensaciones. Subir una loma a casa cada día puede dar vida a un tema tan alentador como Lazos con la Fe. Renunciar a las necesidades para luchar por los sueños, es el motivo de un himno de principio como No lo haré.

Así es el arte. Así es Athanai. ¡Qué bueno que está en casa! ¡Qué reconfortante tenerlo en la Casa de las Américas! Garbos espera por más.

Por Anasús

Garbos Magazine.  2017

© Copyright 2017 Athanai.

Todos los derechos reservados.

Luego de varios años en España, con una sólida carrera que incluye producciones junto a estrellas de la talla de Rosario y Miguel Bosé, uno de los iconos de la música alternativa y el rock cubanos, ha vuelto a casa.

No es noticia que Athanai esté en Cuba. Sus presentaciones habituales en varios espacios de la capital, convocan a quienes lo siguieron desde aquellos años y a otros que están descubriéndolo ahora.

DESCARGA PUBLICACIÓN ORIGINALhttp://www.revistagarbos.com

Pero, un concierto como el que ofreció en la Casa de las Américas simbolizó una suerte de bienvenida para este músico talentoso, dueño de un especial sentido del souly, la bomba sobre el escenario.

Athanai estaba en casa y como tal se comportó. Conversó con el público, ensayó poses, repitió momentos para guardarlos en una fotografía, e hizo de todo cuanto su auditorio estuvo dispuesto a compartir gustoso.

Foto: Jorge Villa